Fez

Sonrisas en cada esquina. Cruce de miradas intensas y rápidas, muy rápidas. Ventanas con rejas guardianas del invierno.

Paz incomprensible en el bullicio de su calles … tatúo esta estampa en mi retina, esa y una Luna llena preciosa que nos ha acompañado en la terraza con las mezquitas de fondo.

Desde el avión le dije adiós a Fez con un susurro, en bajito para que nadie me oiga, una despedida anónima y que tal vez sea mejor un «hasta luego», que no duele tanto y promete el regreso.


laura-medrano-ra.jpg

imagen – Laura Medrano

El sabor del viaje, dulce muy, muy dulce aunque hemos venido con el estómago tocado más de uno el sabor sigue siendo dulce, ya se sabe que Marruecos tiene lo que tiene, especiAS a las que no estamos acostumbrados y en fin …  esas cosas.

La verdad es que iba muy predispuesta a que me encantase este lugar pero me ha sorprendido muy agradablemente, pensé que como ocurre en el cine, al llegar sería peor de lo que imaginaba pero ha resultado todo lo contrario, mejor, mucho mejor.

La compañía inmejorable así es que desde aquí, gracias a todos por hacer de Fez un fantástico viaje.

mi pequeño viaje

Esperando impaciente a que llegue el momento de ver todo pequeñito desde las ventanitas diminutas del avión. Creo que nunca fui (y si lo fui, familia no me descubrais en público!!!!!) de esa niñas de «papaaaaaaaaaaa cuánto queda-cuánto queda-cuánto queda-cuánto queda» pero vamos, que seguro que poco me faltó porque ayyyy qué impaciente soy a veces!

En unas horitas estaremos respirando otra cultura, otros olores, otras calles, otras telas, otras pieles, otra noche, otra luz … Nos vamos a Fez, un viaje pequeñito pero que sabe a gloria y llega como un respiro de color, tranquilidad, relax… me sabe a dulce.

Nos vamos Dani, Loli, Fernando, Juani, Nacho y yo. Los 6 dispuestos a recorrer las laberínticas calles de su Medina.

Yo, con ganas de descubrir instantes de su vida, de retenerlos y traerlos conmigo para siempre. Me despido por unos días con ilusión, buena disposición y ganas, muchas ganas.

Fez nos espera a nosotros y a la niña de mis ojos!

newbrain_t_shirt_by_dieeis.jpg

Próxima parada

A sólo 15 días de nuestra próxima escapada… ya estoy contando los días, ayyyyy que no tengo remedio! 

tintados-de-fez.jpg

Fez nos espera o yo espero a Fez, no sé,  creo que es más lo segundo. Visitaría África de cabo a rabo pero de momento este viaje será mi toma de contacto con el continente Africano y mis ilusiones están puestas allí ahora mismo. 

Se truncó hace ya tiempo el viaje a Brasil, tengo todos mis días de vacaciones en Noviembre sin destino pero no pasa nada, otro año, en otro momento, seguro que se da bien haga lo que haga pero de momento está Fez, esperando, latiendo…

Il Palio

En la plaza de Siena se celebra todos los 2 de julio (casi coincidimos) y 16 de agosto, una carrera de caballos, Il Palio, de origen medieval y se convierte en los apenas 5 minutos que dura, en una autentica lucha entre los diecisiete barrios sieneses.

Gana la carrera el jinete o el caballo solo que llegue a la meta primero después de dar tres vueltas a la piazza y vale todo menos coger las riendas de otro jinete. Caminando encontramos una galería de fotografía GIELLE FINE ART,  me encantaron muchas de sus fotografías.

italysienapalio4.jpg

Y a quien le apetezca saber más…

La tradición se remonta a los siglos XII y XIII cuando era muy común que las pequeñas poblaciones se retaran a carreras de caballos. Parece ser que un 2 de julio de algún año del siglo XVI, cuando la ciudad sufría los efectos de las invasiones florentina y española, a un soldado se le escapó un tiro de arcabuz que dañó a la imagen de la Madonna protectora de Siena. Y se armó tremendo lío persiguiéndose nos a otros hasta expulsar a los invasores de la ciudad.

En el Palio corren jinetes representando los colores de sus barrios de la ciudad de Siena. En realidad, sólo 10 tienen cabida, quedando otros 7 sin poder hacerlo y teniendo que esperar al año siguiente para tener “cita con la piazza”. La tensión de las barriadas se hace sentir. Los jinetes montan a pelo, o sea sin silla ni montura, pero con una destreza que no les priva de terminar en el suelo.

Toscana

taliano.jpg

Tras el mogollón de vuelta y recolocarnos un poquito en nuestro lugar, ya estoy sumida en la normalidad y os cuento un poquito el viaje por la Toscana del que aún no he podido descargar todas las fotos.

Yo no soy mucho de museos ni de ver todo lo que dicen que hay que ver en los sitios, primero porque con mi memoria de pez a los 5 minutos se me olvida y no me sirve de nada, segundo odio las colas y tercero porque disfruto enormemente más de otros detalles y cosas. Total que sobre estos temas poco os puedo decir.

La ruta de estancia fue LUCCA, FLORENCIA, SAN GIMIGNANO, PISA  y desde cada uno de estos lugares recorrimos todos los alrededores (Siena, Volterra, Viareggio, Certaldo…)

Lo mejor de todo Lucca que como os conté es relajante, tranquila y muy, muy agrable. Siena que es una delicia y la plaza es encantadora y bueno, en general  los pueblecitos de la toscana son bonitos pero sobretodo el campo de la Toscana que perdiéndose en él y disfrutándolo, es …  es paz.

Lo peor, Florencia no me gustó demasiado, es bonita pero nada excepcional, una ciudad más, tiendas espectaculares, calles poco interesantes y muy oscura. Y que en el fondo he echado de menos un poco lo auténtico, lo local, el típico supermercado de pueblo y mira que recorrimos pueblos…  al final encontramos uno de esos pequeños que en cuatro estanterias venden poco pero que tienen de todo y fue cuando caí que en todo el viaje era el primero!!! pero es una zona bastante acostumbrada al turismo, tanto que si te vas metiendo por caminos acabas casi en el salón de una casa y no se extrañan.

Las italianas, impresionantes pero impresionantes de verdad, tipazos y modelazos. Y los italianos pues que… que tienen fama y con razón, guapísimos, una percha especial que todo les queda bien y visten que te mueres . Lo cierto es que allí, eso de «los kilos de más» no existe.

El café de veras es una bomba, mi primer café del día era un riquisimo cafe late de máquina pero para mí, el resto son indigeribles. Los toman de pie, rápido y la cantidad exacta de ¿2 cm? pero qué dos cm!

Ropa tendida por todos lados y allí no queda mal, curioso porque aquí la odio! la gente seguía mirándo mi objetivo «y ésta qué fotografía?» y se reían, siempre se rien!!!!

La gente muy amable y alegre, la comida riquísima, el vino más (zona de Chianti) … ayyyy

Buongiorno!!!

Lucca

Estamos en Lucca, llegamos ayer a Pissa, cogimos un coche de alquiler y vinimos  aqui.

Estamos en un Hotel con solo cuatro habitaciones y todos los detalles que os podeis imaginar, Relais San Lorenzo, lo regenta una madre y su hilla, (Nicolletta y Manuelle) con un comedor encantador de ventanas enormes y aqui estoy, con mi primer café italiano (casero)

El caso es que creo que hemos tenido mucha suerte pues esta en el centro y nos ha resultado muy barato.

Lucca precioso, paseamos ayer, bueno primero lo recorrimos con el coche hasta en direccion contraria casi todo, luego nos enteramos que si nos llegamos a encontrar a los carabinieri lo hubiesemos flipado, (no es transitable excepto para residentes y no todas las calles). Es muy bonito, tranquilo y con muchisimo encanto. En invierno debe ser un poco triste y frio. Las calles son estrechas, casi lo justo para un coche y los edificios muy altos por lo que a penas entran los rayos de sol.

Bueno, ya os contaré que nos vamos y tengo ganas de ver cosas!!

Arrivederci

b004.jpg

Tesoros de la Toscana

Tras este involuntario silencio, aquí estoy para volverme a ir pero por un buen motivo, comienzan mis vacaciones que casi desde septiembre (quitando algún día) no he tenido así es que os podéis imaginar con las ganas que las recibo y oficialmente, hoy ya estoy en ellas!!!

Entre el fin de semana fuera, dejar la casa lista, el trabajo, los perros, los peces (ya hay más de uno y por cierto, me cargué al pez amarillo, no se lo contéis a mi sobrino que aun no se ha dado cuenta!!!!! pero lo metí en agua del grifo un momento, bueno, algo más de un momento  y el caso es que terminó panza arriba) en fin que tengo casi casi todo listo, todo menos la maleta que se dice pronto pero meter todo (incluida la cámara) en 10kg con unas medidas concretas no es tarea sencilla, lo que hay que hacer para no facturar e ir ligeros!

Salimos a medio día y sólo tenemos el avión y el coche de alquiler reservado, si nos da tiempo reservaremos el hotel de esta noche antes de salir por si …

Y con esto deciros que me despido aunque seguro que desde las tierras de Chianti, Volterra, San Gimigniano, Siena o Florencia … intentaré contaros cositas.

Guardo algún tesoro en la retina, aquel amanecer sobre el Taj Mahal, un precioso anochecer  sobre la cubierta de un barco en Halong, recorrer en moto, los acantilados de Amalfi y esas imagenes vienen a mí como sueños. A ver que me quedo de la Toscana, ya os contaré.

Continuará…

imagen-14.png