Garcia Alix

Ya os hablé de él pero la ocasión merece una mención especial. Desde ya y hasta el 16 de febrero, en el Museo Reina Sofía podremos disfrutar una vez más del trabajo de García Alix.

Una fotografía que provoca todo menos la indiferencia. Albero García Alix muestra un mundo auténtico, incómodo y cómo lo muestra! No es la instantánea fugaz sino la composición de una realidad, una vida que no está al alcance de todos.

Blanco y negro espectacular, miradas y personajes increíblemente auténticos, decorados, composiciones, posturas. Su trabajo es reconocible en todas ellas y a su vez dan una bofetada al espectador con la contradicción. Putas o actrices, locos o personajes, tensión o dulzura, enigma y realidad … captado para nosotros

Si tenéis la oportunidad de ver su obra no dejéis de hacerlo.

20070629mag000000413_2552_1.jpg

Os dejo una imagen que tengo en su libro y que me impresionó, estuve varios minutos viéndola y aún hoy, cuando cojo su libro me captura. Tremenda-tremendo, bella-bello, felina-felino…

2 pensamientos en “Garcia Alix

  1. El mundo fotográfico de Gacía Alix está vedado a los fotógrafos convencionales, es un mundo reservado a los excepcionales y García Alix lo es. Por lo general, el fotógrafo se impregna del mundo que tiene delante de su objetivo, lo vive intensamente, se asocia con el paisaje o persona y, tala vez, toma algo de ellos. García Alix es motero, noctámbulo de tatuajes, drogata de largos paseos por la ingravidez de la Barraquilla, bohemio impenitente, vividor de todo tipo de historias. Ha franqueado límites hasta bordear el abismo, ha arriesgado. En una ocasión escribió “oh, juro que algunas noches moriría con la única lástima de no poder contarlo después en una foto…”

    Por todos estos cuerpos ha pasado García Alix, y los ha fotografiado como si fuesen autorretratos, sus propias vivencias encarnadas en diferentes personas. Hasta aquí, su trabajo se podría considerar una obra de arte, sin embargo, ha ido más allá, ha sabido impregnar los ambientes de un realismo a veces patético. La luz, alma de la fotografía, es la de los hospitales, los burdeles y las cárceles. Ha sabido convertir un mundo degradado en otro mundo de esperanza. Hay un poema en cada una de sus imágenes, aunque algunas reflejen su malogrado hígado,logra traspasar el ambiente de indolencia de mundos trasnochados hacia otros fantásticos, en los cuales, los modelos muestran una envidiable libertad nada despreciable en este mundo de sumisiones e invisible esclavitud.

    El fotógrafo atravesó una mala racha, se resguardó en París, pero le fue preciso huir a Oriente (China) para curar su espíritu y su cuerpo.

    García Alix nos reglará muchos años de estupendas fotografías. Gracias al admirado fotógrafo.

  2. gracias por escribirlo nuevamente. Como te dije, tengo unas ganas tremendas de ver el nuevo trabajo, espero que no decepcione aunque…creo que no lo hará

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s